Plan Internacional lanza estudio sobre los derechos y el empoderamiento de las adolescentes

Este es uno de los estudios más amplios sobre los derechos y el empoderamiento de las adolescentes jamás realizado antes por una organización del sector del desarrollo

Fuente: Plan Internacional 

Plan Internacional habló directamente con más de 7 000 adolescentes de ambos sexos (de 12 a 16 años de edad) en 11 países de cuatro regiones.

Este es uno de los estudios más amplios sobre los derechos y el empoderamiento de las adolescentes jamás realizado antes por una organización del sector del desarrollo.

El propósito del estudio fue ayudar a que las niñas, las comunidades y Plan comprendieran las cuestiones claves a las que se enfrentan las adolescentes hoy, en sus propias palabras. Este estudio exclusivo e innovador sitúa las opiniones de los adolescentes de ambos sexos en el centro de la campaña Por ser niña y del trabajo de Plan, una convicción fundamental que sustenta una sólida programación a favor del desarrollo.

Los resultados del estudio resaltan claramente la realidad diaria a la que se enfrentan las niñas. Brindan ejemplos coherentes y perturbadores de las cuestiones más acuciantes para las adolescentes y reflejan de forma patente las cuestiones a las que se enfrentan, en sus propias palabras.

Constituyen una prueba que no puede ser ignorada por quienes formulan e implementan políticas.

Los hallazgos revelan que hay mucho trabajo por hacer para garantizar que las adolescentes vivan en un mundo que las apoye para que alcancen su potencial. Si bien existen variaciones importantes entre las regiones, las adolescentes de todos los países fundamentalmente no se ven como personas con derechos.

No están conscientes de su poder y sus derechos para tomar decisiones sobre su propia vida.

Las personas que las rodean en la sociedad refuerzan y recrean esta percepción de manera continuada, como resultado de ideas establecidas, y frecuentemente no revisadas, sobre lo que significa ser una “buena niña” y prepararse para ser una “buena mujer”. Reconocemos que esto requiere una acción urgente para abordar un cambio en el largo plazo de costumbres arraigadas en distintas sociedades y culturas.

Descarga el sumario del reporte: Escuchen Nuestras Voces